13 abr. 2011

ÁLBUM-OFICINA 2x3

Centro de documentación para LA EXPEDICIÒN
(Textos, proyecciones y ruido)



¿Qué es LA EXPEDICÓN? La mayor parte del tiempo, no hace sino suscitar dudas, preguntas, poner de manifiesto prejuicios (alguno, acertado). Cada expedicionario, y somos muchos, ha llegado a LA EXPEDICIÒN con su propio equipaje conceptual. Podríamos escribir aquí su descripción, como si se tratara de la introducción de personajes en una novela de Verne o de Roussel.

Necesitábamos una oficina, y al estar dispersos, creamos un blog, intercambiamos cientos de cartas electrónicas, hablamos mucho entre nosotros, casi siempre en pequeños grupos, nunca todo el equipo expedicionario junto.
De esta proliferación de contactos, conversaciones, ideas, conceptos, obras, decimos que es una obra, y la llamamos LA EXPEDICIÓN.

Hemos dicho, también, que esta obra es una curaduría. Cabe añadir que lo es de nuestras ideas, de nuestras maneras de entender nuestro entorno (urbano/conunbano), que incluye nuestras relaciones con el espacio, con las personas, con los conceptos filosóficos que mejor nos ayudan a examinar los espacios y tiempos físicos o mentales en los que nos movemos.

El ÁLBUM-OFICINA 2x3 es un título que apunta a varias cosas. Álbum, porque incluye una colección de textos, mapas, fotografías y recuerdos de viaje; Oficina, porque este espacio parecía destinado a serlo, y nosotros nunca quisimos tener una; 2x3, se refiere a las medidas del espacio y a una expresión popular mexicana que significa rápido.

LA EXPEDICIÓN, hasta hoy, ha implicado una serie de cambios de ritmo, de velocidad, cuya finalidad no es otra que cambiarnos a nosotros mismos la manera en que percibimos lo que somos, dónde somos y con quién. Por ejemplo, hemos hecho ya un primer viaje, desde Constitución a La Plata, en bicicletas muy difíciles de llevar. Leonello Zambón llevaba su bici/cabina de DJ/cocina/living/bar; LULI llevaba su bici/baño; otros viajeros llevaban un carro con todo el equipaje, carpas, bolsas de dormir, herramientas, comida; mientras que acompañando estos carros iban otras bicicletas sin carga, más ágiles, que servían para explorar el terreno, la ruta a seguir o abrir paso por entre el pesado tráfico de muchos de los lugares que atravesamos. Un viaje que habitualmente dura hora y media nos llevó cinco días.


Si la vida dura un tiempo, ¿no debe entrar la mímesis que el arte supone en este terreno de la duración? Esta pequeña muestra es un archivo de nuestras lecturas, tanto textuales como del entorno y la experiencia. Es previa y posterior al viaje, como un tiempo paralelo, ciclos concéntricos de tiempo, en el que las duraciones a veces coinciden, a veces se alejan una de otra. Son los ciclos que nos afectan en la vida y de los cuales esta instalación no es más que una instantánea capturada con una cámara cuyo obturador está empezando a fallar.

Esta muestra se puede ver en la Sala Microespacio, de La Plata, durante el mes de abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario