20 ene. 2011

A modo de estrategia

En ninguna otra curaduría en la que yo haya trabajado se exponen al público las notas, las conversaciones, las negociaciones, el proceso mismo de construcción de una muestra. Pero eso es precisamente lo que queremos hacer aquí; contarlo todo desde el principio, hacer una curaduría en abierto.
El viaje como proceso curatorial no tiene nada de nuevo. Muchos curadores viajan a otras partes de su país o del mundo para averiguar qué están haciendo los artistas que conocen y para conocer a otros. Tampoco tiene nada de nuevo el viaje como obra de arte. Los Land Artists ingleses de los años 70 ya lo hacían. Muchos otros—Rirkrit Tiravanija, Simon Starling, Tixador & Poincheval, Francis Älys, por ejemplo—han hecho del viaje o de la expedición una metáfora potente en sus obras. Hace ya un par de décadas que los curadores se han (auto)erigido como una suerte de artistas, creando su "obra" por medios expositivos.

Aquí nos interesa, de alguna manera, unir todas esas virtudes—quizá también con sus correspondientes vicios—para hacer una expedición artística que a la vez sea una curaduría. En otras palabras, lo que pretendemos es una obra que lo sea en sí misma y que, a la vez, sea una curaduría, una exploración del trabajo de otros, un aprendizaje sobre sus métodos y resultados, una serie de conversaciones, y al final, una muestra con lo que hayamos conseguido y aprendido durante el trayecto.

Evidentemente, como este blog atestigua, lo documentaremos todo. Se filmará el proceso de reconstrucción de las bicicletas, además del viaje en sí; detallaremos las conversaciones en las que vayamos entrando; colgaremos aquí nuestras notas de trabajo; iremos mostrando los procesos de todos los artistas participantes.

Después, como ya he dicho, haremos una muestra. También editaremos y publicaremos el material audiovisual. Si tenemos suerte, sacaremos algunas publicaciones en papel. Mucho no está claro todavía, pero iremos contando lo que vayamos haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario