5 feb. 2011

Inventar una tribu

Nadie hace el amor con amor sin constituir para sí, con el otro o los otros, un cuerpo sin órganos. Un cuerpo sin órganos no es un cuerpo vacío y desprovisto de órganos, sino un cuerpo cuerpo en el que lo que hace de órganos (¿lobos, ojos de lobos, mandíbulas de lobos?) se distribuye según fenómenos de masa, siguiendo movimientos brownianos, bajo la forma de multiplicidades moleculares. El desierto está poblado. El cuerpo sin órganos se opone, pues, no tanto a los órganos como a la organización de los órganos, en la medida en que ésta compondría un organismo. No es un cuerpo muerto, es un cuerpo vivo, tanto más vivo, tanto más bullicioso cuanto que ha hecho desaparecer el organismo y su organización. Unas pulgas de mar saltando en la playa. Las colonias de la piel. El cuerpo lleno sin órganos es un cuerpo poblado de multiplicidades. El problema de inconsciente no tiene nada que ver con la generación, y sí mucho con el poblamiento, la población. Es un asunto de población mundial en el cuerpo lleno de la tierra, y no de generación familiar orgánica. "Adoro inventar hordas, tribus, los orígenes de una raza... Regreso de mis tribus. Por ahora, soy hijo adoptivo de quince tribus, ni una más, ni una menos. Y son mis tribus adoptivas, porque las quiero a todas más y mejor que si hubiera nacido en ellas". Nos dicen: ¿pero el esquizofrénico no tiene también un padre y una madre? Sentimos decir que no, que como tales no los tiene. Sólo tiene un desierto y tribus que lo habitan, un cuerpo lleno y multiplicidades que se aferran a él.


Mil Mesetas, p. 37 (un capítulo hermoso sobre lobos y manadas)

Un cuerpo sin órganos vendría a ser una tribu, una manada.

Creo que por ahí andamos, ¿no? Yo no puedo hacer contigo el amor sin amor. Siempre habrá amor. La Expedición es a través de un desierto (por supuesto, poblado) en busca de otras tribus. Había olvidado esto de las tribus adoptivas. Estaba perdido. Con suerte, algún día me adoptará tu tribu. Para eso, tendré que aprender sus rituales, beber sangre con ellos, tatuarme el cuerpo con sus símbolos. Una tribu es una red distribuida. Sólo hace falta un link para entrar y empezar a pertenecer. Tú y yo estamos convirtiéndonos en la tribu adoptiva uno del otro. ¿Te fijas cómo no hay romanticismo en este planteamiento? Hay, si cabe, sociología, teoría de redes, sistemas complejos. Parasitaje mutuo, voluntario en las dos direcciones. en múltiples direcciones. Intercambio de parásitos.

Azu me habló brevemente la otra noche sobre una defensa del parásito. El parásito en su lado positivo, escapar de la connotación negativa, popular, médica institucional, normativa.

El esquizofrénico en Deleuze lo es porque sus alianzas son múltiples. Así, tiene múltiples personalidades. Su problema no es familiar (la familia edípica de Freud), no se trata de arrastrarlo al seno de la familia, obligarlo a estarse quieto ahí, prohibirle sus salidas al desierto a encontrarse con sus tribus. La familia es orgánica en el sentido de una serie de alianzas limitada, interior. Lo que Deleuze defiende son las alianzas exteriores. No hacia adentro, sino hacia afuera. El inconsciente no es personal sino colectivo.

¡Dios, qué perdido he estado! ¡Cuántos años deambulando solo por el desierto, muriendo de sed! Me había metido en una situación en la que se me pedía que creara una familia, cuando lo que yo quería, lo que me pedía el cuerpo, era formar tribus, inventarlas, que me adoptaran otras tribus, vivir con una, vivir con otra otro tiempo, Viajar de una a otra. Sumar. Adherirme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario