18 mar. 2011

Influencias y conexiones/5

Nos preguntan a menudo por una razón para hacer este viaje. Llevamos tanto tiempo planéandolo, he repetido tantas veces mis razones, las de algunos otros, que todo ha llegado a parecerme perfectamente obvio. Pero ¿lo es? ¿En realidad está tan claro lo que queremos hacer?
Esta mañana, entre unos textos que estaba repasando, encontré el siguiente párrafo:
¿Por qué los artistas producen nuevas herramientas topográficas? Porque las fotografías y los mapas y no se superponen, porque las representaciones comunes (y especialmente las mediáticas) ya no se corresponden con la experiencia vivida. Si las inmensas distancias que separaban antaño los continentes se han estrechado, se puede excavar una gruta entre dos barrios o dos plantas de edificio; los medios de comunicación permiten una instantaneidad absoluta, pero harán falta años para conocer el rostro de su vecino. En este mundo desterritorializado y enteramente remodelado por la técnica, la geografía ya no es solamente el asunto de la ciencia dura, sino también el de los artistas, que se aproximan desde una perspectiva tan poética como crítica.
Nicolas Bourriaud, "Topocrítica", en Heterocronías. Tiempo, arte y arqueologías del presente, p.25

No hay comentarios:

Publicar un comentario